La mayoría de veces compramos guiados por la moda o el boom del momento pero aunque esto es siempre importante, también hay que comprar con cabeza, sabiendo que necesitamos tener ciertos tipos de zapatos fijos en el closet para todo tipo de ocasiones, ropa y temporada.

 1.- Oxford Lisos

Los Oxford son originarios de Escocia e Irlanda y popularizados por los estudiantes de la Universidad de Oxford hacia 1800Es el más formal de todos los zapatos de cordones.

Piensa que estos zapatos serán tus “zapatos de guerra”. Son los zapatos básicos por excelencia de un hombre. Son perfectos en todo, se usan desde jeans hasta trajes. Son el zapato formal obligatorio que debe haber en cualquier armario, los cuales puedes usar en reuniones, eventos sociales, salidas de noche, cocktails o entrevistas laborales.

2.- Botines

Aunque los botines no sean para todos los gustos, podemos asegurar que para los meses más fríos del invierno, es la mejor elección. Como todos los tipos de zapatos, los botiness también tienen diferentes estilos algunos de ellos más formales como los que en este punto te mostramos. Hechos a medida o no, los botines de vestir de cuero ofrecen una alta gama de combinaciones desde jeans, pantalones formales o trajes.

3.- Zapatillas Blancas

Son pura tendencia, las zapatillas blancas tipo sport son el complemento perfecto para tus looks casual no solo para los looks más deportivosMuy cómodo y además combinan con todo. 

4.- Zapatos Brogue

Este tipo de zapato con cordones posee una costura inglesa y una puntera de ala extendida a todo el zapato, de ahí que en Estados Unidos es más conocido como Long Wing. Son unos zapatos masculinos de corte clásico con un buen toque de elegancia aunque algo menos formales que los Oxford. Úsalos con jeans o trajes. Te harán ir bien vestido en cualquier ocasión. Los típicos son de piel y con tonos negro, cafes o chocolate, pero ya están apareciendo variaciones más modernas de otros colores y tejidos.

5.- Mocasines

Etos zapatos de caballero son imprescindibles para dar una buena imagen en el trabajo, pero sin llegar a ser tan formal y elegante que vistiendo unos Oxford.

Este tipo de calzado es muy versátil, ya que los podrás llevar para ir a trabajar, salir a dar una vuelta o salir con los amigos. Unos jeans con un chaleco, pantalones de pinza o un traje más informal sin corbata son los conjuntos que más combinan con los mocasines. Son perfectos sobre todo en verano por ser zapatos frescos.