Muchos creen que tener un amigo secreto es lo mismo que tener un amigo imaginario, y no es así. 

Tener un amigo secreto, lo debes ver como una oportunidad de sorprender y ser dueño de la mejor idea para regalar, y para esto existe un secreto que solo algunos lo saben. Un regalo debe ser sorprendente y deseable desde un inicio, en su envoltorio y forma, luego debe generar felicidad, que se manifiesta en los ojos y sonrisa de ese amigo secreto, se conoce como el segundo de oro de la verdad, ahí sabrás si tu regalo realmente logró lo más esperado, la felicidad espontánea, y eso se logra en la etapa final, debe cumplir con utilidad y magnetismo.

En Cardinale sabemos que la oportunidad de lograr el mayor éxito con tu amigo secreto, se logra solo una vez al año, no pierdas la oportunidad de regalar lo más necesario, aquello que refleja tu personalidad, tus zapatos y los mejores accesorios para conservarlos de la mejor forma posible, todo eso, solo en Cardinale.