Presentarse a un matrimonio no es tarea fácil. Usar el traje adecuado, combinar bien la corbata, qué tipo de zapato usar son las dudas que frecuentemente dejamos para última hora.

Atrás se ha dejado ya el obsoleto concepto de “hombre trajeado” que siempre ofrecía la misma imagen y se ha pasado a uno mucho más innovador, más actual, moderno y cosmopolita, pero sin obviar esos cánones y “estilo clásico”.

Para no desentonar te dejamos una guía sobre qué usar y cómo usar. 

Traje:

Para eventos de día, los colores neutros claros son perfectos, porque la ventaja que tienen es que son frescos y no absorben el calor del sol. Son ideales para matrimonios en la playa, campo o cualquier lugar abierto.

Para la noche escoge siempre colores oscuros, idealmente entre gris marengo, azules o negro.

Corbata:

Debes elegir una corbata que vaya al estilo del traje y que combine perfectamente con el color de la camisa de manga larga que lleves puesta. Fíjate que el nudo esté bien hecho y que el extremo llegue hasta un poco más arriba del cinturón. 

Zapatos:

Los zapatos deben ser elegantes y de cuero. El color de los zapatos debe combinar con el traje, especialmente con el pantalón. Para los trajes de color beige o azul, se recomienda los zapatos oscuros negros y azules, o unos en tono café. Para los trajes más oscuros, se recomienda utilizar zapatos color brandy, o café. Nunca combines un traje negro con zapatos café, en ese caso siempre será mejor los zapatos negros.