¡Llegaron las vacaciones! y los planes de dónde ir también. Sin embargo, no es necesario pensar tanto y tener un alto presupuesto, ya que maravillosas playas paradisíacas se ubican en la larga costa de nuestro país. Puedes elegir la que quieras y pasar las mejores vacaciones con tu familia o amigos.

A continuación, revisa el listado que te puede ayudar a tomar decisiones y elegir un hermoso lugar para pasar las vacaciones, ya que cada playa tiene su propio encanto.

Lo que no se te puede olvidar son tus zapatos veraniegos para llevar a estos lugares. Te recomendamos nuestras colecciones Sandalias, Náuticos y Alpargatas.

Playa Anakena: Ubicada en la Isla de Pascua, es el lugar ideal para pasar unos días de descanso. Es parte de la historia de la isla y posee una serie de siete moáis conservados como "Ahu Nau Nau".

Playa Caldera: Pertenece a la provincia de Copiapó. Es un puerto minero, pesquero, acuícola y es una zona de importante interés turístico. Caldera contiene más de 45 playas con actividades de pesca, algunas aptas para el baño y otras no. Las más nombradas son: Playa Virgen, Bahía Inglesa, Bahía Salada, El Gringo, Barranquilla, Playa Ágata, Puerto Viejo, etc.

Playa Zapatilla: Ubicada hacia el norte de la región de Atacama, a unos 25 kilómetros de Chañaral. Por la ruta 5, hay que estar atento a una zapatilla pintada en una piedra, eso indica el ingreso a la playa por un camino de tierra de 2 kilómetros. 

Playa Isla Mocha: Ubicada frente a las costas de la provincia de Arauco, región del Biobío. Se encuentra a 34,5 kilómetros de Tirúa. Solo se puede acceder en avioneta. Sus playas son rocosas de arenas blancas y negras, rodeada de bosques nativos vírgenes. 

Playa Ramuntcho: Ubicada cerca de Concepción, Ramuntcho es considerada una de las playas más bonitas de la zona. En el camino te encontraras con dos playas más pequeñas, playa Los Cuervos y playa San Juan no aptas para el baño, pero muy bonitas que valen la pena observar.

Ramuntcho es de arena suave y blanca que hace increíble contraste con lo verde de la vegetación asentada en los cerros que la encierran en forma de aradura.