Para muchos marzo significa el regreso a la vida laboral, y el final de las vacaciones. Aunque esto suena triste y difícil de enfrentar, hemos recolectado algunos tips para que el retorno sea lo más agradable posible.

1- Anticipar el regreso a la oficina. Lo ideal es reservar los últimos días de tu descanso como semana de aclimatación. Volver a la ciudad donde trabajamos, retomar los horarios de sueño y, por ejemplo, revisar nuestros correos, son acciones que ayudarán a disminuir la ansiedad.

2- Paso a paso. Es recomendable utilizar la primera semana de vuelta a la oficina para ponernos al día y establecer un orden de prioridades en los pendientes, así podrás darle respuesta a cada uno.  

3- Recupera la rutina laboral con calma. De esta manera, nos daremos cuenta que no ocurrió ninguna catástrofe en la oficina durante nuestra ausencia. Confiar en nuestros colegas es importante; no hay exigirnos retomar todo de inmediato.

4- Darle continuidad a las cosas que nos gustan y que pudimos realizar durante las vacaciones, es una muy buena opción para impedir que el trabajo ocupe todos nuestros espacios durante el resto del año. Lectura, deporte o simplemente descanso, cualquier pasatiempo ayuda a mantener el equilibrio.

5- Trabajar cómodo. Es importante trabajar en un lugar donde te sientas bien y a gusto. También hay que destacar el punto de que además de encontrarnos cómodos en nuestro entorno, debemos sentirnos así con lo que llevamos puesto. Te recomendamos nuestra colección de Work Shoes Cardinale, cualquier modelo te brindará la más alta comodidad, calidad y diseño.