Con la llegada del otoño y la cada vez más próxima venida del invierno, las temperaturas han descendido notablemente y nuestro cuerpo lo sabe. Una de las principales técnicas para combatir el frío es la de utilizar varias capas de ropas, y creemos que la mayoría -sino todos- la practicamos día a día esta temporada. Acá te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre una de las capas de ropa más importante, el sweater.

  • 1.- CUELLO DE TORTUGA: Existen varios estilos de sweater, el primero que veremos hoy será el clásico cuello de tortuga. Lo genial de esta prenda es que se puede utilizar bajo el traje, chaqueta o simplemente quedar encima de todo, y aportar siempre un look juvenil y moderno. Intenta combinar un chaleco cuello de tortuga negro con pantalones negros y nuestros maravillosos Liverpool, y lucirás más alto, más delgado, más elegante además de estar listo para cualquier ocasión.

 

2.- CUELLO ESCOTE EN V: Este sweater es un complemento perfecto para una camisa de vestir (con o sin corbata). La “V” corte de la línea ayuda a llamar la atención sobre la cara y crea una ilusión de ser más delgado. Te recomendamos combinar un sweater gris con una camisa clara, pantalones azul marino y unos Padua que te aportarán un toque de elegancia a tu look.

3.- CUELLO REDONDO: El clásico sweater cuello redondo es un infaltable en el closet de todo hombre. Aporta juventud a tu look y te hace ver más casual. Lo mejor de esta prenda es que puedes usarla con lo que quieras abajo, pues rara vez se ve. Intenta combinar estos sweaters con pantalones casuales y zapatos como nuestros Chicago. Tu look quedará listo, sencillo, juvenil y moderno.

4.- CARDIGAN (CON BOTONES): Por último, el sweater cardigan. Sí, si lo conoces, es el que tiene botones. Es uno de los suéteres más versátiles en el closet de un hombre, tienen un estigma de ser un suéter viejo, pero no podría estar más lejos de la verdad. Según cómo se combine se logran distintos resultados. Por ejemplo, si se viste sobre una camisa de vestir, debajo de una chaqueta deportiva, o con un traje, aporta de diferente manera al look. Te recomendamos combinarlo con una camisa de mezclilla, pantalones casuales y unos estupendos Dublin.