Se dice que se puede saber mucho sobre una persona por cómo lucen sus manos, pero puedes interpretar todavía más por el reloj que lleva. 

 

Los fashionistas: son aquellos que, aunque seguramente lo nieguen, ven al reloj como un mero complemento de moda. Un Pep cualquiera. Se pueden reconocer fácilmente porque, aunque luzcan un reloj en la muñeca, utilizaran su smartphone para dar la hora.

 

Coleccionistas (o románticos): los relojes son su pasión y no tienen ningún reparo en invertir sus ahorros en relojes exclusivos. Para ellos, un reloj suizo es mucho más que una herramienta: cada pieza es un mundo y son capaces de ver una historia diferente en cada esfera. Pueden pasar horas admirando los escaparates de las tiendas.



Clásicos: siempre han tenido un reloj en su muñeca desde que tienen uso de razón y, por tanto, saben valorar la importancia del mismo. No suelen comprar relojes económicos como los fashionistas y adquirir un reloj de gama alta suele estar asociado a ocasiones muy especiales, únicas en la vida.

 

 

Techies: amantes de la última tecnología, no han querido perder la oportunidad de sacar partido a los nuevos smartwatch. Valoran más las prestaciones del reloj que el diseño en sí.

 

¿Y tú que clase de relojista eres?