A veces la rutina nos consume y se ve reflejado en todo lo que hacemos y decidimos en el día a día. Hoy te presentamos diferentes ideas sobre cómo usar tus calcetines para romper con esa rutina y refrescar tus semanas. Con este pequeño complemento podrás hacer que hasta los trajes más monocromáticos sean cool y divertidos.

1.- Rock and Roll: Si acostumbras a usar tonalidades más tradicionales y oscuras para ir a trabajar, te recomendamos seguir haciéndolo, pero esta vez prueba con calcetines a todo color. Se generará un contraste moderno y energético.

2.- Monocromático: Para los que les gusta usar un solo color en diferentes tonalidades y texturas, los calcetines les pueden ayudar a mantener ese monocroma y elevar el look con un estampado divertido que mantenga a partes iguales el riesgo y la sencillez.

3.- Colores Tierra: Cuando se usan pantalones beige, zapatos cafés, y tonos tierra. Les recomendamos usar unos calcetines verdes oscuro, pues estos favorecen a la transición del pantalón y el zapato. 

4.- Casual: En días más relajados, como viernes o fines de semana, es el momento en que se permite ser más atrevidos. Por eso, en vez de elegir calcetines en paleta de grises, negros y carbón, mejor elige unos calcetines con colores brillantes y llamativos.

5.- Aburrido:  Muchos tienden a pensar que vestir de traje es aburrido. Sin embargo, con unos calcetines la cosa puede cambiar a mejor y mucho. Por ejemplo, el gris combina muy bien con tonos burdeos; por eso, estos calcetines son ideales para romper un poco con la formalidad del look.

Recuerda que próximamente en Cardinale tendremos nuestros propios calcetines onderos, visítanos en nuestras tiendas o bien entra a nuestra página y pon en práctica estos tips.