Botas Chelsea

Las botas Chelsea se asocian a menudo a looks de inspiración rock (Hedi Slimane es uno de los principales culpables), pero una de sus señas de identidad es que son realmente versátiles. Dentro de lo casual, funcionan tanto en looks más “smart” como los que ofrecen una imagen más relajada.

Botas Desierto

Se podría decir que son el equivalente a los náuticos de las botas. Si tu estilo se inclina bastante hacia lo preppy añadir unas botas Desierto a tu zapatero es una excelente decisión. Combínalas en la parte de arriba, con prendas que potencien su carácter conservador como sweaters de punto sobre camisas o montgomery.

Botas Brogue

Si tienes un estilo clásico, este tipo de calzado se convertirá en uno de tus mejores aliados a la hora de redondear tus looks. Vistiendo los pies del hombre desde principios del siglo XX –o incluso más–, ofrecen esa imagen seria que hace que no desentonen lo más mínimo con prendas formales en general. Ideal para trajes y prendas hechas a la medida.

Botas de trabajo

Las botas de trabajo son las más robustas. Ideales para hombres con un estilo muy masculino, en la acepción más antigua de la palabra. Si tu armario es práctico, sencillo y prima la comodidad por encima de todo (polerones, jeans, camisas de franela, poleras básicas, etc.), no hay un calzado mejor para ti.